Relatos

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Relatos

Mensaje por VIQUILIQUI el Vie Dic 17, 2010 12:58 am

ok Enhorabuena!!!! Me alegro un montón
avatar
VIQUILIQUI
Enriquista Honorifico

Cantidad de envíos : 380
Edad : 46
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 11/05/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos

Mensaje por Paki el Vie Dic 17, 2010 2:15 am

Vaya!! Que bien! FELICIDADES!!
avatar
Paki
Enriquista Honorifico

Cantidad de envíos : 490
Edad : 36
Fecha de inscripción : 08/06/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos

Mensaje por No me imagino el Lun Dic 20, 2010 1:17 am

Que bueno Magdita (Nerea) ¡¡Enhorabuena!! ya nos contarás...
avatar
No me imagino
Enriquista Honorifico

Cantidad de envíos : 1171
Edad : 54
Fecha de inscripción : 27/07/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos

Mensaje por Magda el Jue Feb 24, 2011 1:03 am

Pues aqui estoy, aunque aún no puedo adelantar mucho. Estoy pendiente de la primera prueba del libro, en cuanto la acepte ya me editarán las mil copias y ya podreis comprarlo (ya os diré como) guiño
avatar
Magda
Enriquista Honorifico

Cantidad de envíos : 1960
Edad : 37
Localización : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 08/12/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos

Mensaje por syra el Vie Abr 22, 2011 9:26 pm

Si me permite Magda, que es un crack escribiendo, voy a poner un relato cortito que presente en un concurso del colegio, hace un par de años. La idea era para un texto algo más extenso, pero las bases del concurso limitaban la extensión a 500 palabras... (que fastidio!!). Yo no tengo ni idea de muchas cosas sobre la escritura, simplemente dejo que mi mano refleje lo que mi corazón piensa...

Parada Olvido


¿Qué podía hacer?. En esos momentos, nada. Ya nada era posible, ya nada tenía sentido. Eloisa se había ido, le había dejado. Y él se había quedado como un perro amarrado a un poste viendo a su dueño marcharse, sabiendo que no va a volver.
Sentado en el asiento roído de un metro vulgar, ajeno al mundo, Enrique leía una nota, la que sin saber cómo, sin haberse dado cuenta, ella había depositado en el bolso de su gabardina.

"Sintiendo que amo esta pasión de fuego,
de piel contra piel y de beso a beso
donde no existe mañana ni luego.
Aquí do no hay más beso que tu beso.

Amándonos, olvidando nuestro ego.
Besando, olvidando nuestro peso,
volando olvidando que estamos ciegos.
Sentirnos libre y ser del otro preso.

Dos cuerpos prisioneros de un suspiro.
En la sombre una caricia inventada.
¡Luna blanca, del cielo yo te tiro…!

Todo es todo y torna a volverse nada,
son tus ojos los ojos que yo miro.
Es tu alma, alma mía condenada."

Leyó ese soneto, que ella había escrito para él, con el sufrir más hondo, que su corazón era capaz de soportar sin romperse. Aunque ciertamente él dudaba tanto de que en su interior no hubiese nada roto... ¿Cómo se puede perder un pedazo de tu alma y seguir viviendo, caminando por las mismas calles por donde antes la había besado, abrazado...? No hay respuestas para esa pregunta.

Mirando fijamente el tenue reflejo de su cara en la ventana de enfrente de su asiento, abandono este mundo, para naufragar en el mar de sus recuerdos.

Todavía con el soneto en la mano, recordó el día que ella lo había escrito. Era una noche de invierno, porque recuerda que estaba lloviendo. Él estaba dormido, pero una brisa fría y húmeda le había despertado, la habitación solo estaba iluminada por la claridad que venía de la calle. La ventana estaba abierta, por eso tenia frío, miró al lado en la cama, pero Eloisa no estaba a su lado... Se dio la vuelta, y se dio cuenta que estaba en apoyada en el balcón, mirando los tejados de Madrid. La gustaba mirar los tejados de Madrid. Entonces, él se levantó procurando no hacer el menor ruido, y a un par de pasos de ella, casi a su oído susurro los siguientes versos:

"Ven, abrázame,
apaga ese cigarro
que tienes en los labios
y bésame otra vez.
Dime que sienten las calles
cuando sólo las recorren tus ojos
y aquel gato callejero,
desde la ventana dime que ves."

Entonces ella leyó ese soneto que ahora tenía en las manos... Ya no podía evitar llorar...
Se bajó del metro y se perdió en la calle recordando el último beso de Eloisa, su última mirada, su última caricia... su último adiós antes de saltar a las vías del tren.

Cada gota de lluvia que caía se mezclaba con una lagrima suya, una por no haber saltado con ella, otra por no haberla sujetado, y otra, la más dolorosa de todas, por no haber entendido nunca, cuánto la dolía la vida...

Se perdió por las calles de Madrid, sabiendo que nunca podría encontrarse.


No es muy bueno, lo admito, pero aun así espero que os guste!!
avatar
syra
Enriquista

Cantidad de envíos : 51
Edad : 26
Localización : Burgos
Fecha de inscripción : 08/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Relatos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.